01 julio 2020

Biblioteca Alfonso Palacio Rudas



La Biblioteca Alfonso Palacio Rudas, se encuentra en la Casa Museo Ricardo Gómez Campuzano.

Es un pequeño centro cultural ubicado al norte de Bogotá (Colombia) mantenido por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, el banco central del país.


Origen de la biblioteca

El fondo bibliográfico Alfonso Palacio Rudas fue, junto con el fondo del filósofo Nicolás Gómez Dávila, la principal biblioteca privada de Colombia a mediados de los años noventa. Luego del fallecimiento de Palacio Rudas en 1996, su biblioteca de 41.457 volúmenes pasó a formar parte de las colecciones de la Biblioteca Luis Ángel Arango.

Esta institución, que había recibido en comodato la casa del maestro Ricardo Gómez Campuzano al norte de Bogotá (con su colección de cerca de 431 obras de arte), optó por abrir en este espacio un pequeño centro cultural que permitiera ampliar su actividad en el norte de la ciudad. De esta forma, el fondo bibliográfico de Palacio Rudas se reunió con la colección de obras de Ricardo Gómez Campuzano en la hermosa casa de comienzos del siglo XX que fuera residencia de este último durante gran parte de su vida.

Fondo bibliográfico

El fondo Palacio Rudas fue recibido por la Biblioteca Luis Ángel Arango en 1997, convirtiéndose en la más grande donación bibliográfica en la historia moderna de Colombia: El fondo se halla conformado por 41.457 volúmenes especializados en economía, ciencias políticas, política cafetera, derecho e historia. A pesar de su importancia, el entonces director de la biblioteca, Jorge Orlando Melo, reconocía que cerca del 60 por ciento de los títulos de la colección Palacio Rudas ya existían en la Luis Ángel Arango.

Bibliografía

Badawi, Halim. "Apuntes para una Biblioteca Imaginaria: Valor patrimonial y situación legal de las bibliotecas de Bernardo Mendel y Nicolás Gómez Dávila". En: Revista de la Escuela Interamericana de Bibliotecología. Medellín: Universidad de Antioquia, 2007. ISSN 0120-0976


TOMADO DE:


14 junio 2020

Biblioteca María Mulata Lectora

Contenido completo


Biblioteca María Mulata LectoraEsta es una de las bibliotecas más particulares que haya podido visitar en mi vida como bibliotecólogo. Me impresionó porque a pesar de las carencias, de lo inadecuado de sus instalaciones (estantes hechos con tablones sostenidos por ladrillos o adobes; pisos en arena, algunas sillas eran hamacas colgadas de árboles, etc.), mantiene un permanente flujo de usuarios que acude a solicitar información y siempre la consiguen.
Esta es una biblioteca que el Gobierno Nacional debería impulsar, apoyar, sostener y apadrinar.
 _______________________________________________
Su nombre se debe a esta singular avecilla muy típica en el Rincón del mar
Situado en el departamento de Sucre, frente al Golfo de Morrosquillo a tan solo dos horas en vehículo de Cartagena de Indias (Colombia) y a hora y media de Tolú, y a 10 minutos de San Onofre, es el sitio ideal para:
Hace algunos años en Rincón del Mar se encontraba respuesta a las tareas escolares entre los recortes de periódico que, por años, habitantes de la comunidad organizaban pegándolos en una especie de diccionario. A partir de este hecho y por la iniciativa de Martín Adolfo Álvarez Hurtado, un hombre antioqueño que llegó a Rincón hace más de 16 años para trabajar como administrador de un condominio privado, surge la idea de crear la Biblioteca Mariamulata Lectora, como respuesta a la necesidad sentida de la población escolar, de contar con recursos idóneos para su crecimiento académico y humano.

Es así, como el 25 de marzo del 2002 empieza a funcionar la Biblioteca Mariamulata Lectora. En sus inicios, la Mariamulata funcionaba en un rancho prestado, con una estantería de tablas, donde poco a poco se fueron ubicando libros de consulta escolar, diccionarios y enciclopedias donadas. Con el tiempo varios jóvenes empezaron a reunirse de manera espontánea con grupos de niños y niñas, escuchando sus ideas y ayudándolos a adelantar sus tareas. En el transcurso de este mismo año, se decide organizar las vacaciones recreativas, las cuales contaron con actividades como: jornadas de pintura, manualidades, prácticas deportivas, etc. Luego se fueron realizando talleres de manera más frecuente y ampliándose hacia la elaboración de máscaras y títeres, la interpretación de instrumentos musicales y la danza.

Más tarde la creación de un grupo de adolescentes exploradores, autodenominado Al Saber, del cual aún se conservan varios jóvenes miembros del Grupo Dinamizador, consolidó una figura del trabajo en equipo que hoy sigue latente. La creación del grupo Relevo Generacional, que integra a unos 25 jóvenes, es una estrategia de sostenibilidad social para proceso, que busca formar nuevos líderes para las futuras generaciones, a través de su participación como monitores de las áreas de trabajo, asistentes de los talleres de formación y replicadores de las metodologías validadas.
La Biblioteca funciona ahora en una sede más amplia y se está en etapa de gestión para la adquisición de esa propiedad. Uno de los principales retos del 2010 es crear redes a nivel local y global, con la filosofía de proyectos colaborativos y auto sostenibles. Más de siete años después de creada Mariamulata, puede decirse que en esta experiencia se ha aprendido que con la imaginación, el saber local, el arte y los libros, la infancia y los jóvenes de la comunidad representan un motor generador de cambio social para Rincón del Mar. 
El objetivo inicial era el de la formación académica de los niños. Con el tiempo y a través del fortalecimiento del trabajo, la conciencia frente a los problemas que existían en la comunidad aumentó y eso hizo que emprendieran con mayor fuerza el trabajo dirigido hacia la población infantil ante la presencia de las autodefensas y sus efectos en este sector de la población.


Hoy, los niños vienen a exigir que abran todos los días la biblioteca, se interesan por su buen cuidado, y han incrementado sus niveles académicos.

Acuden todos los días después del colegio a hacer sus tareas mientras los cambios en su comportamiento son evidentes. En la actualidad su interés se centra en las películas, los tambores (la adquisición más reciente del proyecto), los balones, las máscaras. Mientras, la pregunta prevenida por algún miembro de los grupos armados que dominan en la región, poco a poco ha dejado de ser un tema de conversación. Quieren que ellos salgan de sus vidas, de su memoria, de su cotidianidad, y para ello hay que llenar los días y cualquier expresión diaria de nuevos sentidos, de nuevos sueños.

Este año han iniciado el trabajo en otras veredas aledañas al corregimiento a través de programas de recreación, llevándoles juegos y juguetes y a la vez recogiendo información sobre el estado en que se encuentran sus escuelas.

Dentro de los programas hay un grupo juvenil que se organiza en equipos para atender diferentes escenarios: hay uno encargado de deportes, otro de pinturas, otro del funcionamiento de la biblioteca y dentro del grupo juvenil hacen parte los niños que están cursando el año 11, ayudando a atender la biblioteca. Su apoyo es registrado en un informe y se les reconoce como servicio social prestado a la comunidad. Hay niños que se encargan de presentar películas educativas y recreativas a diferentes sectores. Hay talleres de pintura y en época de verano se concentran en la práctica de deportes en el playón que queda cerca del manglar hasta cuando empieza el invierno porque se llena de agua. En verano se practica béisbol de manera limitada porque carecen de los implementos para hacerlo de forma adecuada.

También realizan lectura de cuentos a los más pequeños en la biblioteca y en las zonas aledañas, que son dirigidas por uno de los miembros del grupo juvenil. Programan las vacaciones recreativas en las calles con campeonatos, películas, paseos, lecturas de cuentos estimulando no solo a los ganadores sino a todos los participantes.

Además se han organizado talleres de pintura con niños en grupos de 6 a 10 años y de 11 a 14 años.


Se conformó un grupo que se llama “Al saber”, que son niños que se interesan por conocer de historia y de medio ambiente, y permanentemente buscan material sobre estos temas.

Las actividades deportivas también se realizan por edades, con niños de 8 a 10 años y de 10 a 14 años, entre ellas fútbol y béisbol con los niños y softball con las niñas.

La proyección de películas educativas y recreativas se hace de acuerdo con las edades y se realizan en vacaciones recreativas. Estos materiales han sido donados por particulares que vienen a pasar vacaciones aquí y otros han sido comprados con los pocos aportes que han recibido.

A raíz del interés de los politiqueros que quisieron llevarse los créditos del proyecto y sus resultados para buscar votos entre la comunidad, sus gestores hoy gestionan su personería jurídica para protegerlo. Una buena experiencia en medio de la guerra también se convierte en objeto codiciado para beneficio de pocos. Pero la comunidad de Rincón del Mar no quiere perder su espacio, justamente porque no haber tenido la oportunidad de ser y hacer algo en su propio territorio los llena de fuerza y voluntad para sacar adelante su propio proyecto comunitario.


Sin embargo, la comunidad siente que el programa no funciona como podría funcionar porque no cuenta con los suficientes recursos y cada vez los niños, niñas y jóvenes piden más; algunos ya han visto todas las películas (más de 50), otros, los más pequeños, apenas alcanzan las mesas por su corta estatura y solo pueden leer libros con dibujos porque aún están aprendiendo a leer. Para avanzar en sus tareas se turnan colores y crayones recibidos en donación por los turistas que van a este pequeño rincón del mar durante el verano.
3. Beneficios y beneficiarios
Los principales beneficiarios con esta experiencia son la comunidad, los jóvenes, los educadores, los padres de familia y los más importantes, los niños. La comunidad ha reconocido la importancia del proyecto ya que sus jóvenes encuentran una alternativa diferente a la que el contexto de la guerra les ofrece diariamente. Y es una alternativa en la cual no solo los jóvenes participan como gestores sino además como formadores de los más pequeños que vienen atrás.


Los padres de familia están tranquilos porque sus hijos están participando de una buena oportunidad para mejorar su educación. Los padres ahorran anualmente recursos económicos, ya que la biblioteca busca a través de las donaciones recibidas, proporcionar materiales a los niños con menos recursos para garantizar su participación en las escuelas y colegios. La biblioteca lo único que necesita es la presencia de los niños, lo demás se gestiona y se consigue, lo más importante es que los pequeños sientan ese espacio como propio, lo ayuden a construir, lo fortalezcan.

Los profesores utilizan los elementos que tiene la biblioteca para desarrollar sus clases, y se les facilita el trabajo de educación. Antes, ponían tareas a los niños en la escuela durante el día y debían resolverlas por turnos en las noches en sus propias casas cuando los niños acudían por las respuestas y a los únicos libros con que contaban.


Algunos niños que terminan bachillerato, se han beneficiado con padrinos que les financian su carrera profesional, ya sea presencial o semi-presencial. Son programas que se van poniendo en marcha con recursos que han gestionado con el propósito de que los jóvenes puedan seguir trabajando en beneficio de la comunidad.

4. Fortalezas y amenazas
La principal fortaleza de la Biblioteca es el interés que tienen los niños en seguir conociendo, en seguir enriqueciendo este proyecto; y además, el respaldo íntegro de los padres de familia y de la comunidad entera al proyecto.


Esta iniciativa ha recibido apoyo de la empresa Nacional de Chocolates, representado en  donaciones ocasionales de dulces y galletas, para los refrigerios de los niños. También han contado con el apoyo humano y la solidaridad de muchas personas e instituciones que han conocido el proyecto y buscan alternativas para fortalecerlo; y con donaciones materiales y económicas voluntarias de algunos turistas que vienen a pasar vacaciones.


Sin embargo, la falta de financiación para la ampliación de los programas ya existentes, el desarrollo de los proyectos que los mismos jóvenes están creando y para garantizar las sostenibilidad de este proyecto, es una limitación que ponen en riesgo la continuidad y el crecimiento de la Biblioteca Mariamulata Lectora: un sitio mágico donde los niños aprenden a construir paz a través de la imaginación y la cultura.

5. Contacto
Martín Adolfo Alvarez

Ángel Salgado
Entrada Principal Rincón del Mar,
Biblioteca María Mulata Lectora
San Onofre - Sucre

Teléfono: (+5) 2490128; 2490129; 2490130
Teléfono móvil: 3135800793; 3134342164

Proyecto de recuperación de la memoria que privilegia los procesos de creación, de transmisión de saberes y prácticas artísticas y culturales, llevado a cabo desde julio de 2008, a través de jornadas de sensibilización y experimentación con actividades de pintura, música, teatro, oralidad y escritura.
El Vuelo de la Mariamulata fue incluido en el Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura de Colombia, en febrero de 2009, ver:

Rincon del Mar (San Onofre,  Sucre)
Fue iniciada por Rafael Salgado (cc 9.312.509), Iván Darío Salgado
Se inició en el 2001 con 3000 textos
La población del Rincón del Mar esta compuesta por 3.200 habitantes
La población infantil son 833 niños de 0 a 12 años de edad